La guía de Douchie para la Feria de la Calle Folsom sin temor a la MPX (viruela del mono)

Ya llegó Folsom, pero también la MPX (viruela del mono). Aquí tienes algunas ideas sobre cómo reducir el riesgo y aún disfrutar de tu festival favorito de 'kink' y fetiches en San Francisco.

Read in English

Nos estamos preparando para una emocionante vuelta de nuestro festival de calle favorito en San Francisco: La Feria de la Calle Folsom, donde te hartarás de sexys papys peludos, puercos hambrientos, nenes BDSM, y ‘kinks’ de todo tipo. Hemos oído que hay gente a quien le preocupa asistir a eventos por temor a contraer la MPX. Si participas en las festividades, aquí tienes los mejores consejos de Douchie para un fin de semana divertido, sucio y libre de ansiedad.

Ten presente que hay muchas maneras de reducir el riesgo. Puedes escoger usar una o dos de estas sugerencias o ninguna en absoluto. Y, un rápido recordatorio para recordarte las precauciones de COVID-19 y que te vacunes contra la meningitis si aún no lo has hecho. ¡Douchie espera que tengas un Folsom feliz y sano!

Vacúnate

Vacúnate si puedes. Sabemos que la vacuna de Jynneos puede ser difícil de conseguir – ya que escasean los suministros de la vacuna en todo el país. En San Francisco, hay vacunas sin cita previa disponibles de lunes a viernes en ZSFG, 1001 Potrero Avenue (entre las calles 22 y 23), Edificio 30, mientras duren las provisiones. Encuentra otros sitios de vacunación contra la MPX. O te puedes apuntar a la lista de espera de SFAF.

Sé consciente, pero no tengas demasiado miedo

Te puedes infectar de la MPX durante el contacto de piel con piel con una persona que tiene ronchas (como durante el sexo o al bailar) o a través de fluidos corporales como al besarse y al participar en deportes acuáticos. Aunque sea técnicamente posible transmitir la MPX a superficies (como si compartes una toalla con alguien que tiene la MPX), es menos probable. No hay mucho riesgo de contraer la MPX por haber compartido cosas como los asientos del inodoro, las albercas y equipo del gimnasio o por estar en una sala de vapor o sauna con alguien que tenga la MPX.

Hay que saber cuándo salir y cuándo quedarse en casa

Han pasado varios años largos sin eventos en la comunidad a causa de la COVID — pensamos que ya es hora de salir de nuevo (de forma segura y si te sientes a gusto haciéndolo). Pero si crees que tienes la MPX, lo más seguro para ti y para la comunidad es quedarse en casa.

Juega a disfrazarte

Nunca ha habido mejor momento para vestirte de arriba abajo de látex o cuero. Mantener la piel cubierta es una manera segura de prevenir exposiciones a la MPX.

Lleva a un amigo a la mazmorra

Ir a fiestas de sexo con gente conocida (y planear con quién vas a tener un encuentro sexual) puede ser una manera de reducir el riesgo si tienes conversaciones abiertas y honestas acerca de los síntomas de la MPX y posibles exposiciones. Habla de la MPX con antelación con la gente con quien jugarás, pero también de cosas como el VIH, PrEP y las pruebas de salud sexual.

Evita las muchedumbres

Contempla evitar los cuartos oscuros traseros en las fiestas si están súper llenos de gente y no hay manera de controlar contra quién te chocas o con quién te frotas piel con piel. Da prioridad a las fiestas que atraen a grupos reducidos de gente en lugar de a las fiestas más grandes que te empacan contra miles de otras personas.

Disfruta del show

Mira las demostraciones de ‘bondage’ y otros espectáculos públicos. Usa lo que veas en Folsom para inspirarte para tus juegos con tus parejas sexuales habituales.

Está bien tener tus criterios en cuanto a tus parejas sexuales

Siempre lo hacemos — hay un montón de factores que se tienen en cuenta a la hora de escoger con quién tendrás relaciones sexuales y lo que harás con esa persona (o con esas personas). Presta atención a cómo escoges con quién tendrás un encuentro sexual, y sé consciente de las situaciones en las que no te sientes a gusto o que pasen de cualquier límite que te hayas fijado. Estos consejos pueden ser acerca de la MPX, pero también un recordatorio de la seguridad y el consentimiento.

Ten en cuenta que los condones pueden reducir el riesgo de la MPX, pero no pueden eliminar el riesgo completamente, ya que las ronchas y heridas de la MPX pueden aparecer en todas las partes del cuerpo. Los condones son una manera fantástica de prevenir otras ITS y también el VIH.

Muévete pausadamente

Sabemos que tendrás ganas de lanzarte de cabeza a tu fin de semana porno. Para reducir el riesgo, contempla vaciar tu fin de semana. Da prioridad a unos eventos y ve con gente que ya conoces y en la que confías.

Si ves un nódulo (o nódulos), ve a que te los miren y ¡cúbrelos!

Si ves un bulto y crees que probablemente sea la MPX (por ejemplo, si sabes que te has expuesto o no es un tipo de bulto que hayas tenido antes), tiene sentido quedarse en casa y esperar a salir hasta que puedas ir a que te lo mire tu proveedora de atención médica. Si desarrollas la MPX, quédate en casa y sigue todas las recomendaciones que te da tu proveedora de atención médica y el departamento de salud. Si por otras razones tienes bultos en la piel (como ampollas o acné) y sigues queriendo disfrutar de la fiesta sin que te estén mirando, cúbrelos con una curita, parche o ropa antes de salir. Para la gente que pueda reconocer los bultos (que podrían ser MPX), y aún está determinada a salir, ¡cubre esos bultos! La prevención del contacto de piel con piel es una manera eficaz de minimizar el riesgo de la MPX.

Te recomendamos: Información acerca de la MPX y actualizaciones

Jorge Roman, MSN, FNP-BC, AAHIVS y Hyman Scott, MD, MPH, dos profesionales clínicos de la SFAF, han proporcionado y revisado esta información médica.