Manual de la Movilización Política Popular


La movilización política popular es la manera en que cualquier ciudadano organiza a la gente para ponerle presión a sus representantes políticos. Esta presión se hace para apoyar, para cambiar o para derrotar cualquier tipo de legislación. La movilización política popular toma lugar en todos los niveles del gobierno, desde los miembros del Concilio local de la ciudad hasta la Casa Blanca. De esta manera, es un juego político muy poderoso con grandes intereses para los que ganan y para los que pierden.

La idea en la movilización política popular es simple: cuando la opinión pública apoya una propuesta de ley, generalmente es aprobada. Cuando la opinión pública está en contra de la propuesta de ley, casi siempre no es aprobada. El reto para usted en este proceso de movilización política popular es organizar y movilizar efectivamente a todos los que apoyan su meta: la de aprobar o derrotar una propuesta de ley específica. El propósito de este manual de entrenamiento, preparado por La Fundación del SIDA de San Francisco (San Francisco AIDS Foundation), es ofrecer una guía para aprender a como formar y mantener un esfuerzo de movilización política popular efectivo.

Las Partes Básicas

Los esfuerzos para influenciar el proceso legislativo han tomado lugar desde que los autores de la constitución norteamericana se reunieron para escribir el documento. Aunque los métodos han cambiado en el transcurso de los años, hay ciertos elementos fundamentales en el proceso de movilización política que han sido siempre efectivos.

En muchos aspectos la movilización política popular se parece a una campaña política. Aunque usted no tiene un candidato o una iniciativa que proponerle al público directamente, sí necesita un grupo de personas específicas (usualmente los legisladores, o sea sus representantes políticos) para que voten "sí" o "no" en una propuesta de ley. De la misma manera que una campana necesita de votantes para que den el voto apropiado para su causa o candidato, un proyecto de movilización política popular necesita un legislador para que vote y apoye la posición indicada por usted.

A diferencia de la mayoría de las campañas políticas, su proyecto pueda que no tenga una oficina central y, por lo general, no va a tener los fondos para hacer su propia investigación o producir sus propios comerciales de televisión. Sin embargo, usted sí tiene una meta clara y bien definida que requiere un voto de "sí" o de "no" muy específico. Ese voto puede parar un proyecto de ley antes que salga del comité o pueda que signifique patrocinar una propuesta de ley y ejercer presión sobre otros legisladores para que la apoyen.

Sea que su meta es de derrotar o de aprobar una propuesta de ley, usted necesita formar una organización y definir claramente cómo es que planea llegar a su meta.

Cuando se organiza un proyecto de movilización política popular, hay tres pasos básicos que deben tomarse:

  1. Identificar al público y la manera que piensan, o sea sus tendencias.
  2. Tener un mensaje claro y bien definido.
  3. Formar coaliciones y crear una base de apoyo amplia.

Como Identificar Al Publico

Toda campana debe identificar a su público. En una carrera por la candidatura o una de la iniciativa de boleta, esto quiere decir determinar su base de apoyo, la base de la oposición y todas aquellas personas que pueden ser convencidas que voten a su favor. En un proyecto de movilización política, lo mismo se puede aplicar. Aunque su enfoque principal es un grupo de representantes políticos por sus voto, y no los miles de votantes, usted debe de saber las actitudes de aquellas personas que usted está intentando convencer. Por esto es sumamente importante identificar aquellas personas que de seguro están de su lado desde el principio, aquellas personas que están claramente contra usted y aquellas que pueden ser convencidas a pasarse a su lado, o sea los que están indecisos.

Después de haber tomado este paso, usted podrá coordinar su tiempo y sus esfuerzos con más efectividad. Por ejemplo, si alguien está definitivamente apoyando su causa, usted no tendrá que visitar su oficina con tanta frecuencia o dirigirle un "ataque de llamadas" telefónicas. Sin embargo, los que no se han decidido deben recibir mucha atención. Si la mayoría de los legisladores están en contra de su posición, entonces sus esfuerzos deben de estar agresivamente dirigidos en esa dirección porque usted necesita una mayoría de votos para aprobar o derrotar la propuesta. Ya sea que se enfoque en los legisladores "no decididos" o "no amigables" a su posición, usted deberá revisar cuidadosamente el récord de votos y la base de apoyo de cada uno de estos legisladores. Analice los votos de estos legisladores con otras propuestas similares, con la lista de los que han contribuido a sus candidaturas y con la información demográfica de sus distritos (el registro de los partidos políticos, el promedio de ingreso por casa, el promedio de edad, el porcentaje de minorías raciales, etc). Haga y mantenga una lista de legisladores según los votos de ellos a favor, indecisos, o en contra de su posición. A la hora que tengan que votar, usted ya deberá tener una idea más o menos firme de la manera que cada legislador votará. El Departamento de Movilización Política (Public Policy Department) de La Fundación del SIDA de San Francisco (San Francisco AIDS Foundation) le puede asistir en este proceso.

Esta información le ayudará a investigar cuáles legisladores están en contra de su propuesta, pero que pueden ser convencidos a cambiar su voto. También le ayudará hacer un plan para acercarse a aquellos que han sido categorizados fácilmente como "no decididos." Al nomás haya hecho sus investigaciones, esté preparado(a) a dedicar bastante tiempo a hacer movilización política y a formar coaliciones. Es mucho más fácil ponerle presión a un legislador "no decidido" que a uno/a "no en favor"; pero esa situación es un lujo y no necesariamente una realidad muy frecuente. Pase lo que pase con los legisladores no decididos, los que están a favor y los que no están a favor, la movilización política efectiva depende en su habilidad de convencer a otros que apoyen su posición.

Aunque los legisladores que tomarán acción sobre la propuesta en mente son los que a final de cuentas deben de ser su público para su movilización política, hay ciertos intermediarios que también juegan un papel importante para que su posición pierda o gane. Aunque estas personas no tienen la habilidad de tener impacto en la propuesta directamente, sí son también un público importante para recibir su mensaje dada su relación con los legisladores. Por lo tanto, no se debe olvidar que hay que tener relaciones con esas personas que se encuentran alrededor de aquellos legisladores que usted quiere presionar.

"El Gabinete de la Cocina"

El círculo de asesores y aquellas personas claves que apoyan al legislador financialmente pueden ser un recurso de apoyo directo. A menudo se les llama "el gabinete de la cocina" (o "kitchen cabinet"). Como miembros de este grupo íntimo, pueden tener mucha influencia sobre el legislador. Tal vez lo más difícil de trabajar con este grupo es ver quiénes son y qué papel juegan con el legislador. Antes de ponerse en contacto con estas personas, usted debe de estar seguro/a de la manera que estas personas están involucradas en la comunidad y cómo están asociadas con el legislador. No tiene caso gastar el tiempo con el mejor amigo del Senador discutiendo política pública sobre el VIH/SIDA si ese amigo es miembro de una asociación bien conservadora.

El Personal Legislativo

Los miembros del personal legislativo juegan un papel importante en las decisiones de sus empresarios. Por esto, ellos y ellas van a ser muy importantes en sus esfuerzos de movilización política. Los legisladores que están bien ocupados a menudo dependen de las investigaciones y las opiniones de su personal. El personal también actúa como filtro para los mensajes y los pedidos de citas de los votantes con el legislador. Al igual que con "el gabinete de la cocina" es muy importante saber las responsabilidades y las opiniones del personal antes que usted se comunique con ellos. Si está tratando de hacer una cita, usted debe hablar con la persona que hace las citas y no con el secretario de prensa. En la misma manera, si usted quiere discutir el tema a fondo con algún miembro del personal, debería presentarse con el Jefe del Personal (Chief of Staff), el Jefe Diputado del Personal (Deputy Chief of Staff), o con el Asistente Legislativo que trabaja con la propuesta. Una cita con el asistente legislativo que trabaja con temas de transporte no le servirá mucho para avanzar las discusiones sobre el VIH/SIDA. Aunque estas discusiones posiblemente le pueden ayudar a hacer una cita con la persona apropiada, esencialmente usted habrá perdido ese tiempo. A veces este tipo de citas son necesarias sólo para poner un pie adentro, pero siempre trate de llegar a su meta principal.

El Público

La movilización política popular requiere la participación de un gran número de personas. Un legislador debe sentir bastante presión de parte de los votantes en su distrito para que cambie de opinión de "no decidido/a" a "decidido/a". Esto requiere hacer mucho trabajo de coalición y coordinación entre las coaliciones. Para que su esfuerzo sea efectivo es esencial hacer contacto con diferentes organizaciones. Usted necesitará enfocarse en aquellos grupos y personas que están a favor de su posición o aquellos que están indecisos pero que entienden su punto de vista en general.

Sin duda el público es uno de los enfoques de una campaña de movilización política. Usted necesita un gran número de personas que le ayuden con los ataques de llamadas telefónicas, los días específicos de presión política y las campañas de envío de cartas. Usted también tendrá que asegurar que ellos tengan los documentos de información necesarios. Deberá explicarles los puntos necesarios y las guías estrictas para cada fase de la movilización. Esto le permitirá tener un poco de control sobre el mensaje que usted le está mandando a cada legislador.

Los Medios de Comunicación / La Prensa

Los medios de comunicación sirven como un tipo de lazo a su aliado más importante: el público en general. Por esto, usted no puede ignorar el papel que juegan los medios de comunicación en sus esfuerzos de presión política. Los representantes de los medios de comunicación juegan un papel importante en darle forma y atención pública a su causa. La prensa puede mejorar o destruir la credibilidad de su campaña en los ojos del legislador. Por lo tanto, cada contacto que usted hace con los medios de comunicación debe ser hecho con cautela, con cuidado y con información exacta y al día.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, usted va a querer establecer contactos con los legisladores antes de hablar con la prensa. Haciendo contactos con los medios de comunicación no es la mejor manera de ponerle presión al público o a su legislador. Los medios de comunicación deben ser contactados sólo cuando se crea necesario. Además, esta estrategia le ayudará a obtener más credibilidad en los ojos de la prensa. Ellos verán que usted ha hecho su tarea ya que usted podrá hablar más claramente sobre la posición de algún legislador en particular. Siempre recuerde que los medios de comunicación casi nunca son sus amigos. Ellos tienen sus propios intereses, sus carreras y las ventas de sus publicaciones por que preocuparse. Cualquier cosa que usted diga o haga puede ser utilizada en contra de usted --- y a menudo lo hacen. Si usted no está seguro o segura si debería ponerse en contacto con la prensa, hable con el Public Policy Department de la San Francisco AIDS Foundation para obtener ideas y sugerencias.

Como Desarrollar El Tema Y El Mensaje

Un paso muy importante en sus esfuerzos es saber como se va hablar de la causa para obtener apoyo a su posición. Como indicamos anteriormente, hay varios públicos para su proyecto: los que forman la base de su apoyo, los que probablemente serán parte de la coalición, los medios de comunicación, los líderes comunitarios, el público en general y la legislatura. La manera en que usted hable de su causa con el público, con los medios de comunicación y con los legisladores debe ser la misma, debe de tener buen gusto y debe de convencer a la gente. A final de cuentas, la manera en que usted decida hablar de la cuestión es a lo que le llamamos "el mensaje".

Su mensaje puede cambiar un poquito para cada uno de sus públicos, sin embargo, debe de estar siempre centrado en el tema principal de tener una política pública apropiada y sensible hacia el VIH/SIDA. Por ejemplo, una líder comunitaria puede estar más preocupada del impacto que la propuesta de ley vaya a tener en su comunidad mientras que la prensa pueda que esté más preocupada por los efectos globales o sus consecuencias más específicas (según el público). Para poder convencer a la gente usted debe saber los prejuicios y los intereses de cada público y los mensajes que suenan mejor para cada uno.

Los Instrumentos

Hay varios instrumentos que se utilizan como ayuda para desarrollar el tema y el mensaje. Los más importantes son las encuestas o los sondeos y las investigaciones con grupos específicos de la población. Aunque las investigaciones de encuesta pueden ser caras, son bien importantes porque ayudan a desarrollar el "mejor" tema y mensaje para la campaña, los cuales son mensajes que van a convencer a su público de su causa. Ya que las encuestas y las entrevistas con grupos específicos de la población pueden ser algo demasiado caro, especialmente para movilizaciones políticas de base, usted puede utilizar la información reportada por grupos que dedican más tiempo trabajando en estas encuestas y sondeos. A veces usted puede encontrar estas cifras en periódicos como el New York Times, por lo menos para ver las tendencias nacionales. Sin embargo, si usted no puede encontrar información que le ayude en la prensa nacional o local, póngase en contacto con el Public Policy Department de la San Francisco AIDS Foundation. Nosotros le diremos si es que hay encuestas o sondeos que nuestros colegas en la región o en el país han hecho.

Como Refinar El Tema Y El Mensaje

El tema de su campaña debe ser escrito en un solo párrafo simple y con mucho enfoque. Toda su comunicación con el público, la prensa y los legisladores debe de estar conectada a este tema central. Una sola frase de este párrafo también será lo que sirva como su "dicho" o lema de publicidad. Esta frase debe de estar conectada a su público, idealmente de manera intelectual y emocional.

Para saber lo que usted le va a decir a cada público, es importante localizar su mensaje. Una manera efectiva de alcanzar a su público es desarrollar un punto de vista sobre su causa, al igual que es utilizar miembros respetables de la comunidad para dar a conocer el mensaje. Un legislador le pondrá más atención a los ruegos de uno de los votantes que al coro de ruegos de un equipo de movilizadores políticos que hacen su trabajo por dinero.

Formando Coaliciones

Uno de los trabajos más importantes cuando se hace un esfuerzo de movilización política es formar una coalición diversa. Algo muy importante para su triunfo es tener un grupo con una base amplia, compuesto de Organizaciones de Servicio sobre el SIDA, otros tipos de Organizaciones Comunitarias de Base, personas viviendo con el VIH y personas que proveen servicios de salud. Las Organizaciones Comunitarias de Base que se enfocan en la salud comunitaria, en el abuso de sustancias químicas, en la salud mental, en las comunidades minoritarias de color y en la comunidad gay y lésbiana son aliadas naturales.

Algo que también le da una dimensión importante a la coalición es ganar el apoyo de líderes comunitarios, legisladores y candidatos a puestos políticos muy bien respetados. Sin embargo, estos esfuerzos siempre deben incluir todos los partidos políticos. Una movilización política de base no se debe fijarse en la afiliación con partidos políticos. Los lazos creados entre los ciudadanos basados en una necesidad compartida, en una creencia o en una causa pueden tener la misma fuerza que los lazos establecidos por medio de afiliación por partido político.

Formar coaliciones es un proceso extremadamente político, y la política siempre ha sido un juego de suma y no de resta. Cuando hay proyectos de movilización política siempre las emociones están por encima. Aunque usted esté enojado o enojada, no aleje a aquellas personas que puedan ser miembros de la coalición. Aunque usted no esté de acuerdo con alguien sobre todo, ella o él puede ser un aliado muy valioso. Usted debe buscar puntos de interés en común y que les preocupan a los dos. Recuerde que mientras que usted intente formar coaliciones no todos los miembros comparten las mismas estrategias de como llegar a las metas de la coalición. La energía que usted gaste en darle vida a las relaciones en la coalición vale igual que el trabajo que usted le dedica a convencer a los legisladores. Las coaliciones son dinámicas y toma mucho cuidado mantener el balance para mantener el grupo unido. A final de cuentas, una coalición efectiva y que trabaja duro casi siempre vale la pena.

La Movilización

La parte principal de un esfuerzo de movilización política popular es saber movilizar a los miembros de la coalición y a todos los que están de acuerdo en ponerle presión a sus legisladores. Una encuesta del grupo Gallop les pregunto a los Miembros del Congreso a qué fuente de información le ponen más atención cuando están por decidir como van a votar. Por un margen muy grande los Miembros dijeron que la fuente más importante era la comunicación con sus votantes, ya sean los residentes, los líderes de organizaciones o los dueños de negocios en sus distritos.

Aunque este tipo de información le da más importancia a la necesidad de que los votantes hagan oír sus votos, hay maneras efectivas y no efectivas de como hacer conocer su posición. Los proyectos de movilización política de base toman mucho cuidado, bastante paciencia y técnica de parte de los organizadores y los participantes.

Para ponerle presión de una manera efectiva a sus representantes políticos, los miembros de la coalición deben estar preparados a fondo. La mejor manera de hacer esto es informarles y darles instrucciones sobre los documentos, los puntos para discutir y las cartas de ejemplo de los votantes. Cada vez que los miembros de la coalición son llamados para entrar en acción, se les debe dar los últimos acontecimientos de una propuesta de ley al igual que instrucciones sobre la acción que se debe tomar. Lo que sigue a continuación son sugerencias para desarrollar y llevar a cabo un proyecto de movilización política efectiva y que pueda convencer.

Las Visitas Personales

La técnica más efectiva para ponerle presión a un representante político es la visita personal con el o ella o con uno de los miembros de su personal. Personas por si solas o un grupo pequeño que le dedica tiempo a hacer una visita personal le demuestra al representante con prueba bien clara la importancia del problema para sus votantes. Además, una conversación sobre el impacto de una propuesta de ley con los legisladores puede educarlos y, idealmente, influenciar su posición. Lo que sigue a continuación son sugerencias que pueden ayudar a tener una buena visita con sus representantes.

Como Planear la Visita

Usted no debe tener demasiada dificultad para poder hacerle una visita a su representante. Los legisladores por lo general tienen muchos deseos de conocer a sus votantes, aun cuando no están de acuerdo con ellos en algún tema específico. Por lo general lo único que hay que hacer es escribirles o hacerles una llamada para hacer una cita. Las visitas pueden ser arregladas con la oficina local del distrito o la oficina del representante en Washington o en Sacramento, depende si están en sección o no. Lo mejor es dedicarle de dos a tres semanas para que se haga la cita. Según lo que esté ocurriendo en la Cámara Legislativa, puede ser necesario reunirse con el personal en vez del legislador. Sin embargo, una cita de ese tipo con el personal debe ser tomada con la misma importancia como si fuera una cita con el legislador. Como lo indicamos antes, el personal funciona como "los ojos y los oídos" del representante político. Entonces, la opinión del personal puede ayudar a determinar la opinión del legislador.

Haga una agenda para la cita. Revísela con todos los participantes antes para que todos sus esfuerzos estén bien coordinados y directos. Usted también debe siempre traer un paquete de información para el legislador. Este paquete puede incluir una copia de la propuesta de ley, una lista de las personas reconocidas que están a favor de su posición, copias de cartas escritas por los votantes y colegas del legislador (a estas cartas se les llama "'Dear Colleague' letters" o "Estimado/a Colega") y cualquier otro material informativo que la coalición encuentre adecuado. También se debe incluir un pedido específico del tipo de acción que usted desea que el legislador tome. Este pedido de acción puede ser un escrito de dos o tres párrafos donde se da el mensaje de la campaña del pedido de acción, y por qué el legislador debe tomar ese tipo de acción.

Además, un número variado de miembros de la coalición deberá mandar cartas muy fuertes expresando su punto de vista antes que la cita tome lugar. Estas cartas tipo "Estimado Colega," escritas por representantes políticos y dirigidas a sus legisladores colegas, también son muy efectivas y deben ser mandadas antes de la cita o por lo menos incluidas en el paquete de información. Esto le dará más enfoque a la profundidad y a la amplitud de su apoyo.

Durante la Visita

Siempre esté bien preparado/a. Conozca muy bien su agenda y no pierda su enfoque. El tiempo del legislador es muy valioso. Si la visita también incluye una delegación, asegúrese que cada uno esté bien informado/a y que el mensaje sea el mismo. Seleccione a un individuo para que dirija la sección. Las personas que pueden poner la presión política más fuerte son las que han sido afectadas directamente por la enfermedad. Una votante que es la madre de una persona que está viviendo con SIDA o que ha fallecido por la enfermedad, o una persona que vive con el VIH puede hablar muy bien sobre como una propuesta de ley específica puede afectar aquellas personas con el VIH. Y lo pueden hacer de una manera más fuerte que alguien que no ha sido afectado por la enfermedad.

Empiece la sección agradeciéndole al legislador por alguna posición que ya halla tomado anteriormente (si es que lo ha hecho). Después, háganle saber el tipo de acción que fe están pidiendo. Por ejemplo, "Congresista, sabemos que usted ha sido un líder en los temas de la salud. Estamos trabajando para implementar de nuevo el Ryan White CARE Act. Queremos pedirle su apoyo y su patrocinio en esta propuesta de ley." Un pedido de acción bien clara le ayudara a controlar la sección. De esta manera usted habrá fijado la agenda. Si hay intentos de cambiar el tema, simplemente -- y de una manera respetuosa -- regrese a su tema original.

Enfóquese en la manera que la propuesta de ley afecta a la gente de su distrito. Historias que convenzan de como un residente ha sido ayudado por medio de los fondos del Ryan White en el pasado puede tener mucho impacto. Información estadística también le puede dar más énfasis a su punto. Cuando sea posible, demuestre como la cuestión afecta una representación amplia de la comunidad. También, hable sobre cualquier forma de apoyo que exista en su distrito. Finalmente, si se ve que el representante dará su apoyo, trate que dé su compromiso fijo. Si el representante parece estar en oposición a la propuesta de ley, pregúntele si es que puede por lo menos mantener una posición de neutralidad.

Después de la Visita

Las visitas personales siempre le ayudan a un representante político saber más sobre un tema. Sin embargo, para que este tipo de visitas sean más exitosas, hay que seguir con varios tipos de acciones después. Inmediatamente después de la visita usted deberá mandar cartas de agradecimiento. En la carta usted deberá darle énfasis otra vez a los puntos que tocaron durante la visita y confirmar cualquier tipo de acción que el representante dijo que iba a tomar. La carta deberá incluir también materiales adicionales o información que él o ella haya pedido.

Las Cuatro Reuniones Con Legisladores Más Comunes (Y Una Que No Es Tan Común) Y Que Hacer En Cada Una

(Información adaptada de la American Academy of Pediatrics)

Reunión Legislativa #l

El legislador o representante, o alguien de su oficina, escucha atentamente y hace muy pocas preguntas o ninguna. Cuando usted le pregunta cuál es su posición sobre la propuesta de ley, él/ella dice que va a pensar sobre lo que usted le ha dicho. Le agradecen a usted cortésmente por su tiempo. Esta es una visita sin ningún compromiso de parte del legislador.

¿Qué puede hacer usted?

Primeramente, usted debe darse cuenta que este es el tipo de reuniones con legisladores más común. Y no necesariamente es una reunión mala. Usted ha establecido quién es usted, a quién representa, cuál es el tema o la cuestión y cuál es su posición al respecto. Con algunas reuniones, esto es todo lo que usted puede esperar lograr.

Pero usted puede lograr más.

  • Primeramente, respete el hecho que el legislador o la Representante no ha tomado una decisión. No trate de presionarlo para que haga un compromiso que él o ella no esté listo o lista para hacer.
  • Hágales preguntas para saber qué tipo de información o acción puede influenciar su decisión.
  • Investigue sobre la posición opuesta. Por ejemplo, si el Representante ha recibido correo, si es en contra de su posición o a favor suyo. También, investigue si otros grupos se han puesto en contacto con él o ella.
  • Siempre pregúntele si usted puede proporcionarle información adicional. El documento más importante y efectivo que usted puede proporcionarle es una página sola donde usted le describe muy claramente como es que esta propuesta va afectar directamente a su estado o a su distrito. Otra información importante incluye una lista de los otros patrocinadores de la propuesta, especialmente los que pertenecen al partido del Senador o Representante.
  • Siempre deje su nombre, dirección y número de teléfono (si usted no tiene una tarjeta de negocios escriba la información sobre la hoja informativa que usted le ha dejado).

Reunión Legislativa #2

"Yo soy un representante nuevo" o "yo no se nada sobre el SIDA."

Aunque es posible que esto sea lo que ocurra cuando usted se reúna con el Senador o el Representante, esto ocurre más a menudo con el personal. Hay mucha gente que va y viene en el Capitolio, muchos puestos que cambian de personal a menudo. Una gran parte del personal es joven y pueda que no sepa mucho sobre el SIDA, en particular los que están en las oficinas más cercanas del Representante (con los que usted se va a reunir más frecuentemente). Es mas, a excepción que su Senador o Representante sea parte de un comité clave, no espere que el personal sepa mucho sobre el tema.

El personal no puede ser experto sobre todos los temas. En la oficina del Senador o Representante, es posible que el personal esté encargado de tratar cinco o seis problemas, y es posible que estos no estén relacionados. Por ejemplo, el Senador o Representante pueda que esté en los comités sobre la defensa nacional, la educación, la salud y el transporte. Para unos de nosotros es posible hacer las conexiones entre estos temas, pero el personal no necesariamente pueda hacer lo mismo.

¡Al contrario de lo que usted piensa, estas no son malas noticias!

Esta es la mejor ocasión para empezar a explicar su posición como un recurso importante para el personal --- o sea que usted es un experto sobre los temas relacionados con el SIDA. Lo mejor de todo es que usted es un experto en su comunidad y no "una persona adentro de Washington." O sea, usted es un miembro de la comunidad con quien el personal puede contar para obtener información correcta, incluyendo datos que puedan ser bien complicados. Usted se convierte en una ventaja para ellos, puede ayudarles a lograr una mejor imagen y puede ayudarles a hacer su trabajo más fácil.

  • Empiece con la información básica. Dígales quién es usted y de qué organización o grupo viene.
  • Deles información que sirva de ejemplo de los temas a discutir. La información que está relacionada con su distrito o comunidad es especialmente importante.
  • No use palabras complicadas.
  • Permítales que hagan preguntas. Es mas, invítelos a que hagan preguntas. Y considere todas las preguntas seriamente.
  • Además de la información que usted puede proporcionar después de la visita, haga lo que pueda para que la relación crezca. Usted puede incluir cartas, hacer llamadas telefónicas y visitas cuando esté en el Capitolio. Tenga cuidado de no convertirse en una persona que molesta mucho, o sea alguien fastidioso.
  • Recuerde que el nuevo personal se convierte en personal con experiencia. El personal tiene influencia y hace mucho del trabajo de los comités. Si usted les ayuda a interesarse más en el SIDA, ellos se pueden convertir en buenos amigos suyos en el futuro.
  • Hable sobre otro tema --- brevemente. No pierda el tiempo. Si se está reuniendo con el personal, esta es una buena oportunidad para saber si el o ella viene de su misma ciudad o pueblo otros datos que le pueden dar un toque personal que le ayude hacer la relación más fuerte.
  • Al igual que con cualquier reunión importante, lo que usted haga después es bien importante. Esto es especialmente importante para los que no han tomado una posición. Escríbales una carta de agradecimiento, incluyendo con ella cualquier información adicional que le pidieron durante la visita. Para los que no han tomado una decisión, también puede decirles a otras personas que escriban cartas o le llamen al Senador o Representante para hacerle saber la importancia del apoyo de él a su posición.

Reunión Legislativa #3

"Estoy de acuerdo con usted" o sea, hablando con los que ya saben

Después de haber presentado el tema, le indica que el Senador o el Representante que está a favor suyo y de su posición.

¡Muy bien! ¿Y ahora qué?

En vez de terminar la conversación ahí mismito, usted puede usar esta oportunidad para hacer énfasis a su posición y obtener información.

  • Primeramente, no pierda el tiempo, pero sí asegúrese que ya hay un compromiso hecho.
  • Pregunte si el Senador o el Representante es co-patrocinador (si es una propuesta de ley) o si está dispuesto a hacerse un patrocinador, un co-patrocinador o iniciar una propuesta de ley (si es que no existe una todavía).
  • Pregúnteles si necesitan información adicional, en particular sobre la manera en que el tema va afectar su estado o distrito. Si se necesita más información, trate de saber exactamente qué tipo de información sería útil.
  • Pregúnteles sobre otras organizaciones que están a favor o en contra de la posición del Senador o Representante. Pregúntele si usted les puede ayudar en conseguir el apoyo más concreto de estas organizaciones, en identificar la oposición, o sea los que están en contra.

Lo que usted haga después de este tipo de visita posiblemente no sea tan difícil como lo es con el tipo de visita legislativa #2, pero va a necesitar mantener las líneas de comunicación abiertas para que usted pueda ser utilizado como un recurso y un experto.

Reunión Legislativa # 3-A

"Si estoy de acuerdo, pero . . . "

Estas son variaciones del ejemplo anterior, con una diferencia. Es posible que le den excusas al final de que le digan "Estoy de acuerdo pero . . ." Hoy en día el problema típico (o el "pero") es "no hay dinero, así que cómo vamos a poder . . .?"

¡No permita que esto lo detenga a usted!

Es posible que usted no tenga todas las respuestas. Pero, investigue cuáles son los puntos claves y como se pueden resolver para que el Senador o Representante esté a favor. Si usted no puede proporcionar las respuestas necesarias durante la visita, deles la seguridad que usted va a encontrar las respuestas necesarias y que se las dará muy pronto.

Reunión Legislativa #4

"Esa no es mi posición" o "Yo no estoy de acuerdo con usted" (dicho en una manera amigable, sin conflicto)

Después de haber comenzado la conversación y presentado su tema, el Senador o Representante o el personal le dice cordialmente que el o ella no está de acuerdo con su posición.

Esto no quiere decir que la conversación ha terminado necesariamente.

Primeramente, esto no ocurre a menudo. A los Representantes no les gusta estar en desacuerdo directo con sus constituyentes. Trate de usar las siguientes ideas.

  • Investigue por qué no está de acuerdo. Asegúrese que lo han entendido bien, el tema y su posición al respecto. Se puede perder el tiempo discutiendo algo que es simplemente un malentendido. Si usted presenta los hechos y datos sobre las necesidad en su estado o distrito y cómo una propuesta de ley va afectar a la gente con SIDA, algunos de esos malentendimientos pueden ser aclarados.
  • Trate de ver si el problema es el tema o la política. El tema puede ser tratado con los hechos. La político es un cuento distinto. Según su punto de vista, es posible que no haya un motivo sensato que explique por qué el Senador o Representante toma cierta posición.
  • Escuche atentamente. No ignore la crítica o las opiniones a la contraria automáticamente. Es posible que haya un motivo sólido por el cual el Senador o Representante ha tomado esa posición. Posiblemente usted tenga que conseguir mas información y datos para presentarlos en otra ocasión. Posiblemente usted sea visto mejor porque escuchó con seriedad sus comentarios. Esto también le da la oportunidad de calcular qué tan fuerte es la oposición.
  • No intente negociar durante la primera visita. Dedíquele el tiempo necesario para considerar cuidadosamente la posición del Representante y la suya.
  • Desmuéstreles que está de acuerdo que ninguna propuesta de ley es perfecta. Trate de ver si las preocupaciones del Representante pueden ser aclaradas por usted o su coalición.

Después de la visita, analice como lo que usted aprendió puede ser utilizado y conocido por otros.

Un ejemplo más: La visita que no es muy común

"No estoy de acuerdo con nada de lo que usted dice y. . . "

Una visita conflictiva es la que mas le puede preocupar a usted. Pero casi nunca ocurre -- ¡En serio!

Los Senadores, los Representantes y el personal pueda que no estén de acuerdo con usted pero no lo van a atacar a usted o a su posición. Es mas, no les gusta estar en desacuerdo para nada. Recuerde que usted es uno de los constituyentes del distrito del Representante. Sin embargo, simplemente para terminar estos ejemplos, digamos que usted hace una visita de estas y entra a un territorio hostil. Esencialmente la otra persona toma control de la visita y contradice todo lo que usted ha intentado decir. ¿Qué puede hacer usted?

  • Mantenga la calma. Si la visita es con el personal, trate de ver si esta es una opinión personal (que sí las hay) o la posición del Senador o Representante. Si es la opinión del personal, una visita con el Representante mismo, tal vez en las oficinas de su distrito, sea el siguiente paso.
  • Termine la visita lo más pronto posible.
  • Ya que usted va a tener que estar en contacto con esta oficina otra vez, posiblemente necesite refuerzos. Refuerzos pueden ser más información, otros miembros de su organización, o un contacto perfecto en el distrito del Representante que pueda hablar con él o ella.

En Resumen

Se necesita una visita legislativa efectiva para poder poner presión política. Esto quiere decir:

  • saber educar sin ofender;
  • dar apoyo sin interferir;
  • crear confianza sin engañar; y
  • dedicarle suficiente tiempo sin estorbar.

La Correspondencia

La palabra escrita es un método muy efectivo de comunicación. Los legisladores en general van a responder a las cartas de sus constituyentes. Siempre están conscientes de la cantidad de correo que reciben sobre un tema y, en realidad, tienen un sistema bien refinado para darse cuenta de cada tipo de cartas. Hay varios tipos de correspondencia que han sido muy efectivos por los anos. A continuación incluimos una descripción corta de cada uno.

Cartas

Las cartas personales escritas por los constituyentes son muy efectivas para poner presión política, especialmente para esos miembros de la coalición que no pueden reunirse con sus representantes en persona. El escribir una carta también es una manera fácil y efectiva para aprovechar al máximo el trabajo de los que apoyan la cuestión pero que están menos envueltos en la campaña. De esta manera ellas y ellos pueden ponerle presión a sus legisladores sin tener que dedicarle tanto tiempo.

Transmisiones por Fax

Igualmente que las cartas, las transmisiones por fax pueden ser muy efectivas, recurriendo al poder de la palabra escrita. Las mismas reglas de procedimiento que se utilizan cuando se mandan cartas deben ser seguidas al mandar transmisiones por fax. Las transmisiones por fax son más efectivas cuando hay que actuar con mucha rapidez porque hay un voto por darse por una legislación.

El correo electrónico (e-mail)

Ya que los legisladores del país han empezado a utilizar con más frecuencia los sistemas computarizados de comunicación (o el "Information Super Highway"), el correo electrónico (o e-mail) puede ser una manera muy rápida, barata y efectiva de comunicarse con sus legisladores. A veces los mensajes por correo electrónico son más cortos que las cartas o las transmisiones por fax, y se parecen más a un telegrama, así que el mensaje debe ser al grano, efectivo y, como siempre, cortés.

Las llamadas telefónicas

Un "ataque de llamadas" telefónicas bien organizado puede ser también efectivo para poner presión política, aunque no es tan efectivo como las visitas personales o la correspondencia. Los representantes políticos mantienen un récord de cuantas llamadas reciben sobre algún tema específico. Si la oposición le hace una inundación de llamadas al legislador, entonces ese mismo legislador debería recibir un número igual o más grande de llamadas suyas y de sus compañeros en la coalición.

Una manera eficaz para generar un número grande de llamadas es por medio de un "árbol telefónico." En este método hay una red de personas apoyando su causa y que se ponen de acuerdo en llamarle no solamente a sus representantes sino que también en generar más apoyo llamándole a otras personas para que ellos y ellas también llamen, para que así se riegue el esfuerzo. Todos ponen de alerta a demás personas para que todos juntos pongan presión y pasen el mensaje directamente hacia la campaña.

Un árbol telefónico funciona como una pirámide. El organizador está en la mera punta, o en el centro, según el estilo, y les llama a sus ocho personas designadas. Cada una de estas ocho personas les llama a ocho personas más y continúa de esta manera hasta que todos los voluntarios hayan sido notificados. Es importante mantener supervisión y control sobre los que hacen las llamadas para asegurarse que todas las llamadas fueron hechas. Es más, usted tal vez quiera darles a cada uno de los organizadores una lista de los puntos para discutir durante las llamadas. Ellas y ellos así podrán comunicar estos puntos a cada uno de sus contactos. Probablemente usted también quiera comprobar que el árbol telefónico esté funcionando. Esto se puede hacer colocándose al final de una de las "ramas" o llamándoles a unos organizadores al azar para ver si los contactos han sido activados con tiempo.

Los Días De Movilización Publica

Una táctica final es el día de presión política (o "Lobby Day"), una tradición ya reconocida de movilización política. Un día de movilización política, como los son el AIDS Lobby Day en Sacramento o AIDS Watch en Washington, D.C., junta a un grupo grande de personas que apoyan una causa y los riega por el Capitolio para que ahí les pongan presión a sus legisladores o a aquellas personas que su coalición ha identificado. Esta actividad aumenta el éxito de su coalición demostrando visible y vocalmente la gran base de apoyo que hay para su causa. Un esfuerzo de movilización política le llama la atención al legislador sobre su tema de una manera notable. También sirve para llamarle la atención a la prensa.

Antes que llegue el día, notifíquele a cada legislador que su grupo va a llegar y trate de hacer una cita. Si él legislador o la legisladora no está de acuerdo en reunirse con usted o el grupo, le pueden tocar la puerta cuando lleguen ese día. Es recomendable también organizar una recepción al final del día para aquellos legisladores que apoyaron su causa, para los que no estaban disponibles en el día o para los que quieran demostrar su apoyo concreto.

Prepare materiales de información para los de la coalición y para los legisladores. Los miembros de la coalición van a necesitar puntos escritos para tocar en sus discusiones, copias de las propuestas de ley (si están disponibles), información sobre las citas, donde están localizadas las oficinas y una lista indicando la posición de los legisladores sobre la propuesta de ley. Los legisladores van a necesitar materiales de información breves, copias de la propuesta de ley, cartas de patrocinio, cualquier informe de prensa favorable sobre el tema y cualquier información adicional que exprese su mensaje efectivamente.

Otra función del Día de Movilización Política es darles la oportunidad a los miembros de la coalición y todas aquellas personas apoyando la propuesta a formar lazos personales muy cercanos, para hacer más fuerte su compromiso con la causa. La movilización política popular puede ser el método más efectivo de influenciar la opinión pública y la acción legislativa. La comunidad de personas con el VIH o SIDA logrará éxitos solamente si se forman coaliciones y todos los que estén apoyando se movilizan para dar su mensaje a sus representantes políticos, la prensa y el público en general.

Una Nota Final

La movilización política popular es un juego estratégico con muchos intereses. En el caso del VIH/SIDA este juego tiene consecuencias muy serias: la vida de personas. Para poder ganar, se necesita conocer las reglas. Siempre recuerde su objetivo: la de ganar o de derrotar una propuesta de ley específica. Demasiado a menudo las emociones dirigen las acciones durante una movilización política popular. Ya que los que están involucrados no son profesionales en poner presión política, ellas y ellos están dedicando su tiempo y energía a la causa porque realmente creen en ella. Esta es la elegancia de una movilización política popular. La opinión de sus constituyentes definitivamente hace impacto en los representantes políticos. Sin embargo, a ellos no les impresiona el comportamiento irracional o enojado. El tono de su campaña de movilización política debe reflejar el motivo de su causa. Hay que conocer al público y la manera más efectiva de convencerlo.

Contact Us

415/487-3000
415/487-8079 (FAX)

San Francisco AIDS Foundation

1035 Market St
Suite 400
San Francisco CA
94103